jueves, 9 de diciembre de 2010

Tras el relámpago-
la lluvia en los cristales
repiquetea.

4 comentarios:

Juan Carlos Moreno dijo...

LLanos: Hola!! este haiku me parece co-jo-nu-do

Un Beso
Juan Carlos

Llanos dijo...

mu-chas gra-cias Juan Carlos ;) En cuanto tenga 5 minutos de mi vida para mi, que últimamente está difícil, me daré una vuelta por tu blog. Un abrazo!

Josep dijo...

Me gusta. Justo el instante en que empieza la lluvia. Además, parece como si hubiera una relación de causa-efecto: como si el relámpago hubiera desencadenado el aguacero. Algo mágico.

Llanos dijo...

Gracias, Josep, por compartir el momento y por tu comentario. Un abrazo.