viernes, 14 de enero de 2011

saborearte

Saborearte.
De punta a punta.
De arriba a abajo.
Soy maga.
Y mis manos son mágicas,
y mis uñas
y mis labios
y mi lengua.
Te pido lo que quiero
porque eres mío ahora,
sólo en este momento
preciso.
Y tú me lo concedes:
ya no puedes volver,
negarte a la evidencia,
ni dejar de dejarte seducir.
-"No te muevas", te pido,
y obedeces--
Sudorosos y ardiendo...
"Ahora ya puedes,
ya puedes ser tú el mago"

2 comentarios:

Diente de león タンポポ dijo...

No somos de nadie ni nadie nos pertenece, pero hay momentos milagrosos en las que se da esa conjunción ... son los que nos hacen seguir vivos, anhelando el próximo.

(o al menos ,y de vez en cuando, perpetuar la especie)

Un beso ;-)

Llanos dijo...

Vamos a dejar lo de perpetuar la especie... que ya hemos cumplido!;-) En serio: me alegra que te hayan llegado estos versos y me lo digas, un beso!