jueves, 22 de diciembre de 2011

apedreando sombras

Tendré que acostumbrarme,
tendrá que hacerse callo el corazón,
tendré que conformarme con el frío.
Porque  este otoño es duro,
la vida se divierte en dar la vuelta
a los momentos cálidos,
e inesperadamente
me coloca otra vez
en medio de la nada
apedreando sombras y recuerdos.

6 comentarios:

ESTEBAN ORTIZ BORÓ dijo...

Muy sentimental e intimista Llanitos. Me ha encantado. Feliz solsticio de invierno y un buen año dos mil "goce". Besacos. Esteban

Antonio dijo...

Un poema "sobreviviente", sin duda. Como el blog, como...

Un abrazote. ;-)

Llanos Guillén dijo...

Gracias, Esteban! Me has pillado desconectada, pero te deseo lo mejor, bien lo sabes. Más besacos :)
Antonio, lo de siempre, sobreviviendo de la mejor manera posible. Ya pasó el otoño... ahora, a por el invierno! Un abrazote :)

jose angel dijo...

hemos dejado el otoño hace un mes largo y no cuentas si sigue haciendo frío a pesar del sol de invierno...
Escribe algo, ¡por favor!
Besos.

Alberasan dijo...

Un saludo llanos.
Me gusta este pedacito de literatura...

Llanos Guillén dijo...

Gracias, Jose, ya!!!!
Un abrazo, Alberasan me gusta saber que te gusta, y me encanta que te hayas pasado por aquí :)