domingo, 22 de abril de 2012

si me vuelvo a marchar

Si vuelvo a empaquetar
los libros, los cuadernos,
si despego las fotos, los carteles,
-dejo otra vez desnuda la pared,
otra vez los fantasmas,
esos huecos más blancos
de recuerdos perdidos-.
Si vuelvo a echar mi vida en la maleta,
si tiro a la basura
entradas a conciertos ya pasados
y un amor
que sepas que no vuelvo,
que yo no vuelvo nunca.
Que duelen demasiado los adioses,
y las desilusiones, y los pies.

3 comentarios:

Antonio dijo...

¡Mola!

¡Voy contando tus endecasílabos! ;-)

Me encanta que vuelvas a hacernos disfrutar con la lectura de tus poemas (y haikus).

Un abrazoooote.

Anónimo dijo...

Te doy un 5,5, está incompleto. Por Dios, no hablas de las pelusas, en fin, imperdonable.

Manu

Llanos Guillén dijo...

Gracias, Antonio, voy a trompicones...
Manolo, ahí va:
"que sepas que no vuelvo,
que quedan las pelusas
grandes como leones,
y les he puesto nombre
pero no me las llevo"