domingo, 27 de marzo de 2011

...

Aunque fue siempre en vano
recorrí
todas las estaciones,
espié cada rostro,
esperé en cada esquina,
me sentaba en los bancos
por si el azar o el viento,
por si el eco,
mientras tejía collares
con agujas de pino.
Alguna vez pensé que estabas cerca
y lo cierto es que huías.


Nunca sabrás el tiempo
que te estuve buscando.

2 comentarios:

Angel Javier dijo...

Precioso LLanos. Mucha fuerza y serenidad. un abrazo grande

Llanos dijo...

Si estuviera sola no podría, lo sé. Y también sé que no estoy sola. Un abrazo inmenso, Ángel.