miércoles, 2 de marzo de 2011

mujer de puertas abiertas

Aquí estamos, al lado
de ese que fue tu cuerpo
que tanto te dolió,
el mismo que gozaste.
Y me gusta pensar
que nos estás mirando
y sonríes
levemente
mientras respiras libre
entre las rosas blancas
que marcan tu camino.
Me lleno de recuerdos:
tú fuiste la mujer
de las puertas abiertas.
Desde un tiempo confuso
aparece tu luz, tu luz de faro,
de generosas manos extendidas
dándolo todo.
Te acomodo en un hueco en mi memoria,
lo lleno de palabras de cariño
de aire fresco
y de sol.
Quiero que seas feliz.

3 comentarios:

Juan Carlos Moreno dijo...

Llanos: Hermoso, muy hermoso. El poema rezuma belleza y amor en cada verso en cada coma. Tienes un estilo arrebatador y genial. Lo que escribes lo haces con el corazón y con mucha clase.

Un Besazo de tu compi
Juan Carlos

Mario Miranda dijo...

Aquellas madrugadas de sábado, llegando a Riópar, almorzando tranquilamente y disfrutando de las cosas pequeñas.

Que poco conscientes somos a veces, del minuto feliz en el que vivimos. Y luego, de que manera tan eterna se quedan grabados en la memoria esos fugaces instantes.

Por ella, por haber pasado por nuestras vidas, y dar forma ahora a un recuerdo agradable.

Llanos dijo...

Gracias, Juan Carlos haiyin. Que te haya llegado el amor con el que lo escribí... era lo que sentía, además del dolor de la despedida.
Mario, sí, por ella ;-)