jueves, 22 de septiembre de 2011

cosas que sé

Ya sé que tengo el aire, la luz del sol, la niebla,
el eco de tu voz en la distancia,
las palabras, la música, la tierra,
la risa y la añoranza.
Sé que tengo una nota sostenida
entre dos nombres, entre dos miradas
donde queda la dicha contenida.
A veces también sé que no sé nada,
que tengo que olvidar lo que termina
y tengo que vivir lo que me  falta
jugándomelo todo día a día.
Y aunque sé que es la vida que me arrastra
cada vez duelen más las despedidas
y es más irremediable la nostalgia.
 

5 comentarios:

ceanjo dijo...

Precioso, con un toque de tristeza.

Llanos Guillén dijo...

Disfruté escribiéndolo, y eso no me ocurre siempre. Gracias por leerme y por escribirme ;)

Paula dijo...

Eres sabia.
Es normal que las despedidas duelan cada vez más, porque conoces cada vez mejor el vacío que implican.

Besos

Anónimo dijo...

Precioso LLanos. LLega muy hondo.

Llanos Guillén dijo...

Gracias, Paula, siempre tan generosa conmigo.
"Anónimo", me encanta que te haya llegado, me gustaría saber quien eres.
Un abrazo a ambos :)